FAPE para un curriculum online y los estudiantes en casa

Nuestra Nación y el mundo también, están afrontando una crisis de salud pública improcedente. Con éste brote de COVID-19, padres están investigando su nuevo estándar con sus hijos en casa, trabajos que mantener y preocupaciones serias sobre nutrición y cuidado médico. Al mismo tiempo, educadores están viendo como conectar y llegar a sus estudiantes desde distancia. Muchas escuelas y programas se están moviendo al aprendizaje remoto y tele-intervención. Algunos educadores se ven en contra para proveer instrucciones a distancia porque creen que la ley federal de deshabilitación presenta barreras inmontables a la educación remota. Ésto simplemente no es verdad.

Cada estudiantes merece accesos a educaciones oportunas- incluso si eso significa educación virtual o Homeschooling, durante ésta pandemia. Y si los educadores son requeridos para innovar o actuar de manera ágil en estos tiempo improcedentes, tenemos que proveer los suplementos que necesitan desesperadamente las escuelas y los distritos para efectivamente diseñar éstas oportunidades de aprendizaje y educar a todos los estudiantes.

RESPONSABILIDADES PARA DISTRITOS ESCOLARES PROVEYENDO SERVICIOS A NIÑOS CON NECESIDADES ESPECIALES DURANTE LA ENFERMEDAD DEL CORONAVIRUS

Cómo educadores y estudiantes se mueven al aprendizaje virtual duratne el distanciamiento social por el COVID-19, El departamente de Educación de los Estados Unidos y la Oficina Especial de Educación y Servicios Rehabilitativos (OSERS por sus siglas en inglés) ha implementado una nueva guía a las agencias locales y del estado relacionados con la provisión de servicios a niños con invalidez durante el brote del COVID-19. En el comienzo, las notas de guianza que la IDEA, Sección 504 y el Título “ de la ADA no especifican el cierre de las escuelas (por mas de 10 dias consecutivos) dado por emergencias salubres.

Para un mejor entendimiento de la nueva Guianza con respeto a las obligaciones del distrito escolar, separaremos la ”Guía” en escenarios y especificar las obligaciones de los distritos escolares en cada situación.

Cuándo los servicios educacionales y las escuelas están cerrados y no le proveen a ningún estudiante

La Guía explica que cuándo las escuelas están cerradas y los servicios educacionales no están siendo proveídos a ningún estudiante, las escuelas no tienen la obligación de proveer servicios instruccionales a estudiantes con invalidez. Cuándo las escuelas abran otra vez, tienen que hacer el esfuerzo de proveer los servicios en un IEP o en planes de sección 504. Trabajando a través de planificación y un equipo de posicionamiento o un equipo 504, si es aplicable, las escuelas también deben considerar, en una base individualizada, servicios compensatorios estudiantiles.

Cuándo las escuelas están cerradas pero algunas oportunidades educacionales se proveen a la población general de los estudiantes.

Si las escuelas están cerradas pero se brindan algunas oportunidades educativas a la población general de estudiantes, las escuelas “deben garantizar que los estudiantes con discapacidades también tengan igual acceso a las mismas oportunidades, incluida la provisión de FAPE” (34 CFR §§ 104.4, 104.33 (Sección 504) y 28 CFR § 35.130 (Título II de la ADA0) “.

De acuerdo con la Guía, “las SEA, las LEA y las escuelas deben asegurarse de que, en la mayor medida posible, cada estudiante con una discapacidad pueda recibir la educación especial y los servicios relacionados identificados en el IEP del estudiante desarrollado bajo IDEA, o un plan desarrollado bajo Sección 504. (34 CFR §§ 300.101 y 300.201 (IDEA), y 34 CFR § 104.33 (Sección 504)) “(énfasis agregado). Esta guía es importante porque reconoce la realidad de que los distritos escolares no podrán replicar la prestación de servicios durante el cierre de una escuela como resultado de una pandemia, ya sea al proporcionar todos los servicios en el IEP o al proporcionar esos servicios de la misma manera.

Cuando las autoridades de salud pública o los funcionarios de la escuela exigen o aconsejan a un estudiante del IEP que se quede en casa durante un período prolongado debido a Covid-19

Si un estudiante que tiene un programa de educación individualizado (IEP) a través de la Ley de Educación para Individuos con Discapacidades, o está recibiendo servicios bajo la Sección 504, las autoridades de salud pública o los funcionarios de la escuela le exigen o aconsejan que permanezca en su hogar durante un período prolongado debido a COVID-19, se deben tomar medidas para mantener los servicios educativos. Esto también se aplica si el estudiante está ausente de la escuela según lo aconsejado por el médico tratante del estudiante, de acuerdo con la política escolar y los requisitos de documentación. Durante tales ausencias, si la escuela está abierta y sirve a otros estudiantes, la escuela debe asegurarse de que el estudiante continúe recibiendo una educación pública apropiada y gratuita (FAPE), consistente con la protección de la salud y seguridad del estudiante y de aquellos que brindan esa educación a estudiante. Si es factible, el Equipo IEP del estudiante, o el personal responsable de garantizar la FAPE a un estudiante a los efectos de la Sección 504, se puede utilizar para ayudar con el esfuerzo de determinar si algunos o todos los servicios identificados se pueden proporcionar a través de un servicio alternativo. o métodos adicionales. La tecnología accesible puede brindarles a los estudiantes, incluidos los estudiantes con discapacidades, la oportunidad de tener acceso a instrucción educativa de alta calidad durante un cierre prolongado de la escuela, especialmente cuando se debe proporcionar educación continua a través del aprendizaje a distancia.

Evaluación IEP cuándo las escuelas están cerradas

Los Equipos IEP no están requeridos encontrarse en persona cuando las escuelas están cerradas. Si una evaluación de un estudiantes con discapacidades necesita un encuentro cara a cara u observación, la evaluación necesitaría ser atrasada hasta que la escuela abra otra vez. Evaluaciones y reevaluaciones que no necesiten encuentros cara a cara u observaciones podrían tomar en lugar cuando las escuelas estén cerradas, así tanto el padre del estudiante o el guardián legal lo permita. Éstos mismos principios se aplican a actividades similares conducidas por personal apropiado para un estudiantes con discapacidades el cuál tenga un plan desarrollado debajo la Sección 504, o quien sea evaluado debajo la misma.

CONCLUSIÓN

En torno a los riesgos del coronavirus, los oficiales escolares deberían mantener a sus estudiantes asegurados, y en concordancia con los requerimientos de los derechos civiles federales. En adición a la nueva Guía, éste manto de hechos de la OCR presenta los derechos de estudiantes con discapacidades durante las cierres escolares, y recuerda a las escuelas de sus obligaciones legales, incluyendo la sección 504 del Acto de Rehabilitación de 1973 y el Título II de la ADA, y provee las herramientas para asistir escuelas y facilitar el aprendizaje a distancia para todos los estudiantes.